martes, 3 de mayo de 2011

Cultivo de hierbabuena



Hierbabuena, la menta más aromática
La hierbabuena procede de la hibridación de dos tipos de menta. La mezcla de la menta negra, que tiene un tono violáceo, y la menta blanca, de un color verde más uniforme, es el origen de la hierbabuena, que ofrece un fuerte aroma que la distingue de otro tipo de mentas. No suele sobrepasar los treinta centímetros de altura. Sus hojas tienen forma alargada y bordes aserrados, y las flores nacen de espigas en el extremo más alto y van del color blanco al púrpura. Su origen se sitúa en Europa, África y Asia, aunque hoy su cultivo se extiende por todo el mundo.
Existen unas quince especies de menta distintas, que apenas se pueden distinguir entre sí por su gran parecido. Algunos teóricos sitúan la aparición del híbrido en Inglaterra, donde se extendió su cultivo durante el siglo XII. 
Siembra y suelo
Se cultiva muy bien en maceta y en tierra, pero necesita agua en abundancia y un buen drenaje. Requiere suelos frescos y húmedos. Utilizando esquejes se puede obtener una nueva mata de hierbabuena. Después de cuatro o cinco días de haber plantado el esqueje, comienza el crecimiento de la planta. Es muy agradecida para cultivarla, produciendo un rápido espesor y robustos tallos, llenos de hojas de intenso aroma. La altitud del terreno, la humedad, la insolación, la calidad del suelo y los abonos puede variar la producción.
Recolección
A la hora de recolectar la planta, podemos optar por la flor para infusiones o bien recoger los tallos y las hojas. Las ramas pueden cortarse en cualquier momento si se van a utilizar frescas (en la cocina para guisos, para aromatizar estancias). Deben cortarse las ramas cuando la planta está a punto de florecer. Entonces hojas y flores se dejan secar a la sombra y se guardan en recipientes herméticos, en ambiente seco y oscuro.
Propiedades terapéuticas
La hierbabuena es una planta aromática con muchísimas aplicaciones medicinales. Favorece en infusión las digestiones lentas, las inflamaciones del hígado y vesícula, los gases intestinales, alivia de los mareos, combinando propiedades estimulantes y sedantes, según el caso. También es útil como calmante de calambres musculares.
Si mezclamos la infusión con aceite de oliva tendremos un excelente ungüento para curar las quemaduras. Se administra por vía tópica y en compresas. Pero, sin duda, el uso más habitual es para aliviar desórdenes digestivos como la acidez, el dolor de estómago o el estreñimiento. Para sanar este tipo de afecciones podemos recurrir a infusiones de brotes tiernos mezclados con otras plantas como la manzanilla, la granada o la lima, tomadas en ayunas, una o dos veces al día.
   

La hierbabuena es un hibrido de la menta verde y de la menta de agua. Crece prácticamente en todos los rincones del planeta. Las dos formas más cultivadas son la menta negra y la menta blanca. La planta de hierbabuena, también conocida como menta verde, cuyo nombre científico es Menta spicata,tiene varias propiedades medicinales. Entre ellas se destacan las antiespasmódicas, activando la producción de bilis por parte de la vesícula biliar y las carminativas, ya que actúa como estimulante de la eliminación de gases del tubo digestivo. La menta verde o hierbabuena también tiene propiedades antiinflamatorias. Además, la hierbabuena aplicada externamente, tiene propiedades antisépticas y analgésicas. Alcanza casi el metro de altura. Las hojas le dan su nombre por su forma lanceolada (spicasignifica "lanza" en latín); son muy aromáticas, serradas, glabras, pilosas por el envés. Son apenas distinguibles las brácteas de la inflorescencia. Las flores poseen un cáliz con cincosépalos aproximadamente iguales y garganta glabra. La corola es lila, rosa o blanca, y muy glandulosa, de hasta 3 mm de largo. Las raíces son extensas e invasivas.
La planta crece con facilidad en cualquier clima templado; puede soportar el sol, aunque prefiere la media sombra, y la beneficia el suelo arcilloso. Se híbrida con facilidad con otras especies de Mentha, dando lugar a la piperina (Mentha x piperita) y la manzanera o mentastro (Mentha × villosa).
 La ciencia ha estudiado cuantiosamente esta planta. Por ejemplo, el té de esta hierba es recomendado por los pediatras para tratar el cólico infantil. Otro caso es el del aceite de hierbabuena, cuyo empleo habitual genera alivio de la tensión, sobre todo en aquellas personas que padecen estrés.
Si mezclamos la infusión con aceite de oliva tendremos un excelente ungüento para curar quemaduras. Se administra por vía tópica y en compresas. Pero sin duda el uso más frecuente es el de curar los trastornos digestivos, como la acidez, el dolor de estómago y el estreñimiento. Para sanar este tipo de afecciones, podemos recurrir a infusiones de brotes tiernos, mezclados con otras plantas, como la manzanilla, la granada o la lima, tomadas en ayunas una o dos veces por día.
El aceite de hierbabuena se clasifica como un carminativo, alivia la tensión intestinal y entona el sistema digestivo. Puede aumentar el flujo de la bilis en la vesícula. El aceite cuando se aplica sobre la piel produce un efecto relajante, actúa como un anti-irritante y analgésico, con capacidad de reducir el dolor y de mejorar el flujo de sangre al área afectada.


Como consumirla
Se puede tomar una infusión vertiendo 205 ml de agua hirviendo sobre una cucharadita de hojas secas, dejando empapar por cinco o diez minutos: se toman tres o cuatro tazas por día entre comidas, esto ayuda a evitar los malestares digestivos. Para los dolores de cabeza algunas personas se colocan en las sienes una combinación de aceite de hierbabuena y aceite de eucalipto diluidos en aceite base, cuando se inicia el dolor de cabeza y cada hora después q se observa q se alivio el síntoma.
Las compresas de infusión de hierbabuena rebajan inflamaciones oculares.


Medicinales

La forma más común de usar la hierbabuena es haciendo infusión con sus hojas. De esta forma se ayuda a tratar los problemas de indigestión, gases intestinales y las inflamaciones del hígado, actúa sobre la vesícula biliar ya que activa la producción de la bilis, además alivia los mareos y dolores.
Contiene mentol como principal componente activo, pudiendo actuar directamente sobre los nervios que transmiten la sensación dolorosa, amortiguando así tal sensación. También contiene mentona, felandreno y limoneno.
Estudios recientes han mostrado que la infusión de hierbabuena puede ser usado como un ligero tratamiento de hirsutismo en las mujeres. Sus propiedades antiandrogénicas reducen el nivel de testosterona en la sangre.1
En su uso tópico, el aceite de hierbabuena tiene acción relajante y actúa como antiirritante y analgésico con capacidad de reducir el dolor y de mejorar el flujo de la sangre al área afectada.
Al mezclar la infusión con aceite de oliva se obtiene un excelente ungüento que puede ser usado en compresas para curar las quemaduras y como calmante de calambres musculares, o como lubricante.



Gastronómicos

La mentha spicata se consume como bebida en infusión, elaborada con 5 a 6 ml de agua a unos 80º. Se utiliza como hierba aromática. Es uno de los aromas utilizados para caramelos, chicles, helados y otras preparaciones de repostería aromatizadas con menta. Se utiliza para aderezar ensaladas, sopas, carnes de caza y de cordero. Las hojas de mentha spicata o hierba buena también se utilizan para realizar uno de los cócteles más populares, el Mojito Cubano.


Variedades y Sinonimia

subsp. condensata (Briq.) Greuter & Burdet, Willdenowia 14: 301 (1984 publ. 1985). De la región del Mediterráneo.
§  Mentha tomentosa subsp. condensata Briq., Bull. Trav. Soc. Bot. Genève 5: 97 (1889).
§  Mentha microphylla var. condensata (Briq.) Briq. in H.G.A.Engler & K.A.E.Prantl, Nat. Pflanzenfam. 4(3a): 322 (1897).
§  Mentha chalepensis Mill., Gard. Dict. ed. 8: 10 (1768).
§  Mentha tomentosa d'Urv., Mém. Soc. Linn. Paris 1: 323 (1822), nom. illeg.
§  Mentha microphylla K.Koch, Linnaea 21: 648 (1849).
§  Mentha sieberi K.Koch, Linnaea 21: 649 (1849), provisional synonym.
§  Mentha derelicta Déségl., Bull. Soc. Études Sci. Angers 8-9: 244 (1880).
§  Mentha subsessilis Borbás, Oesterr. Bot. Z. 30: 20 (1880).
§  Mentha sofiana Trautm., Bot. Közlem. 29: 111 (1932).
§  Mentha sofiana subsp. kickxiifolia Trautm., Bot. Közlem. 29: 112 (1932).
subsp. spicata. De Europa hasta China.
§  Mentha crispa L., Sp. Pl.: 576 (1753).
§  Mentha viridis (L.) L., Sp. Pl. ed. 2: 804 (1763).
§  Mentha romana Garsault, Fig. Pl. Méd.: t. 378 (1764), opus utique oppr.
§  Mentha glabra Mill., Gard. Dict. ed. 8: 2 (1768).
§  Mentha tenuis Michx., Fl. Bor.-Amer. 2: 2 (1803).
§  Mentha crispata Schrad. ex Willd., Enum. Pl.: 608 (1809).
§  Mentha laevigata Willd., Enum. Pl.: 609 (1809).
§  Mentha undulata Wild., Unum. Pl.: 608 (1809).
§  Mentha ocymiodora Opiz, Naturalientausch 4: 21 (1823).
§  Mentha walteriana Opiz, Naturalientausch 9: 132 (1825).
§  Mentha rosanii Ten., Fl. Neapol. Prodr. App. 5: 18 (1826).
§  Mentha tenuiflora Opiz, Naturalientausch 11: 438 (1826).
§  Mentha brevispicata Lehm., Index Seminum (HBG) 1828: 16 (1828).
§  Mentha hortensis Opiz ex Fresen., Syll. Pl. Nov. 2: 227 (1828).
§  Mentha pudina Buch.-Ham. ex Benth. in Wall, Pl. Asiat. Rar. 1: 29 (1830).
§  Mentha balsamea Rchb., Fl. Germ. Excurs.: 309 (1831), nom. illeg.
§  Mentha cordato-ovata Opiz, Naturalientausch 1831: 61 (1831).
§  Mentha lacerata Opiz, Naturalientausch 1831: 60 (1831).
§  Mentha lejeuneana Opiz, Nomencl. Bot.: 69 (1831).
§  Mentha lejeunii Opiz ex Rchb., Fl. Germ. Excurs.: 309 (1831).
§  Mentha tenuifolia Opiz ex Rchb., Fl. Germ. Excurs.: 309 (1831).
§  Mentha michelii Ten. ex Rchb., Iconogr. Bot. Pl. Crit. 10: 27 (1832).
§  Mentha pectinata Raf., Autik. Bot.: 113 (1840).
§  Mentha inarimensis Guss., Enum. Pl. Inarim.: 255 (1855).
§  Mentha atrata Schur, Enum. Pl. Transsilv.: 516 (1866).
§  Mentha laciniosa Schur, Enum. Pl. Transsilv.: 515 (1866).
§  Mentha piperella (Lej. & Courtois) Opiz ex Lej. & Courtois, Bull. Soc. Roy. Bot. Belgique 26: 86 (1887).
§  Mentha sepincola Holuby, Pfl. Trenesiner Comit.: 74 (1888).
§  Mentha tauschii Heinr.Braun in J.Holuby, Pfl. Trenesiner Comit.: 74 (1888).
§  Mentha rubicunda Heinr.Braun & Topitz, Deutsche Bot. Monatsschr. 13: 147 (1895).
§  Mentha romana Bubani, Fl. Pyren. 1: 385 (1897).
§  Mentha integerrima Mattei & Lojac., Boll. Reale Orto Bot. Palermo 7: 72 (1908).2


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada